Coaching para reenfocar tu vida

Si día sí y día también discutes con tu pareja, sufres bajo una presión fuerte o de conflictos agotadores en tu trabajo, o tienes que enfrentarte al diagnóstico de una enfermedad inesperada… sentirás tu vida invadida por un inmenso estrés y probablemente no seas capaz de ver una salida a tu situación.

Tal vez te atormente una pérdida personal, la despedida de una etapa vital o de un sueño tuyo que no se ha cumplido, tus hijos que se emancipan y salen de casa, el final de tu relación sentimental o de tu vida laboral.

Hay muchas causas y razones que nos pueden hacer la vida imposible y quitarnos toda nuestra energía. En mis coachings y mis cursos de Mindfulness te ayudo a reenfocar tu vida para superar estas crisis y recuperar tu bienestar y tu felicidad, tanto en tu vida privada como laboral.

Ziele & Wege
Lo que podemos
conseguir conjuntamente:

Reducir el estrés

Las crisis provocan un estrés agudo que nos bloquea. Entonces, nuestro cuerpo se predispone para la lucha o para la huida pero no para reflexionar tranquilamente sobre soluciones duraderas. Por eso empiezo mis coachings enseñando a mis clientes unas técnicas de relajación muy eficaces que les ayudan a poner una distancia saludable a sus problemas y a relajarse mentalmente.

Aprender a gestionar las emociones

Las pérdidas nos provocan ira y tristeza, dos emociones que vivimos como negativas y que no queremos tener. Las emociones no se dejan eliminar por arte de magia pero podemos aprender a entenderlas y, entonces, nos sirven como señales importantes para recuperar el control sobre nuestras vidas.

Asumir responsabilidad

Quien sufre una pérdida, se ve a menudo como víctima de su destino. Una reacción muy humana pero que nos quita la posibilidad de aprender. Solo quien asume la responsabilidad de su comportamiento, puede volver a ser el protagonista de su vida.

Redefinir valores y metas

Una crisis vital nos hace poner en duda todo. Lo que antes fue cierto hoy ha perdido toda su importancia. Por eso nos sentimos tan inseguros. Sin embargo, si bien una situación así nos hace sufrir mucho, al mismo tiempo nos brinda una gran oportunidad: la oportunidad de detenernos y de reflexionar para descubrir quiénes somos y qué es lo realmente importante para nosotros. Quien se hace estas preguntas, puede redefinir sus valores y metas y reenfocar su vida acorde con ellos.

Ponerse en marcha

Las mejores intenciones no sirven si no las llevamos a la práctica. Solo quien se pone en marcha, recupera su auto-confianza y aprende y crece con su crisis. Por eso, cada coaching acaba con unas tareas muy concretas y cada proceso de coaching con una hoja de ruta, en la cual determinamos entre los dos cuál es tu camino, paso por paso, hacia una vida privada y laboral más feliz y más plena.

01 de 05
 
 

Sobre mi

Mi vida fue fácil y, en cierto modo, previsible- casada, dos hijos, trabajo en la Universidad- hasta que pasó algo que hizo tambalear mi mundo: A mi marido se le diagnosticaron un cancer, por culpa del cual murió unos años más tarde. Fue un golpe duro, pero pude sobrellevarlo porque me sentía muy acompañada por familiares y amigos. Sin embargo, había perdido el rumbo de mi vida y me encontraba completamente perdida …